Implementación

La última marcha guerrillera en Conejo

El Ejército y la Policía se estrecharon las manos con las Farc a su paso por más de 8 kilómetros de marcha donde, al hombro, los guerrilleros llevaban su vida: cobijas, utensilios de cocina, fotos, cartas de amor... Las mascotas también hicieron parte de la gran mudanza que echó mano de camiones para la madera y maquinaria de Farc que les servirá para la sobrevivencia mientras se terminan de construir las zonas veredales.

Sara Sofía, la primera hija de las Farc tras los acuerdos de paz

La vida está  brotando en los campamentos de las Farc. Tan solo en Conejo se esperaban tres bebés. En este punto de preagrupamiento temporal habitan unos 70 guerrilleros y guerrillas el Bloque Caribe antes de desplazarse a los puntos y zonas transitorias de normalización donde, durante seis meses de concentración, dejarán las armas. Con la llegada de la paz, muchos combatientes decidieron cumplir uno de sus sueños hasta ahora frustrados por la guerra: tener hijos.

Rechazo a la medida de Naciones Unidas de despedir funcionarios por bailar

Concluidas las investigaciones sobre las circunstancias en las cuales observadores de la ONU participaron en el festejo del 31 de diciembre del 2016 en un Punto de Pre agrupamiento Temporal de las FARC-EP, la Misión de la ONU en Colombia ha tomado la decisión de separar de su servicio a tres observadores presentes en la ocasión y a su supervisor directo.

La Misión reitera su determinación de verificar con total imparcialidad los compromisos de las partes sobre el cese al fuego y de hostilidades y la dejación de armas.

El nuevo acuerdo de paz

La cuestión en Colombia es clara y no admite ambivalencias: se aprueba un nuevo acuerdo viable para la terminación del conflicto o amanecemos el 2017 con un fuego bilateral reactivado y la frustración más grande y absurda de nuestra historia política reciente. De paso, con Uribe como presidente virtual del país imponiendo su agenda de represiva como cortina de humo para la corrupción a todos los niveles con la excusa del antiterrorismo, que es lo que ha hecho a lo largo de su carrera política.

Pagarán las víctimas. Pagaremos todos. Pagaremos todas.

Víctimas piden Audiencia ante CIDH frente a propuestas de impunidad del No

Bogotá, 26 de octubre de 2016.

El pasado 2 de octubre, con un alto índice de abstención y por una estrecha minoría, los colombianos votantes del plebiscito refrendatorio rechazaron el “Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera” suscrito el 26 de septiembre entre el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, y el Comandante de la guerrilla FARC-EP, Rodrigo Londoño.

Ausencias que unen

La obra "Ausencias" liderada por la artista Doris Salcedo y construida por cientos de manos de bogotanos, campesinos y víctimas esta semana en Plaza de Bolívar en Bogotá, nos recordó que son miles los que ya no están porque la guerra se los llevó. Y también puso en manos del ciudadano de a pie la responsabilidad de tejer esta paz que, tras la victora del No en el Plebiscito se tornó un poco esquiva, pero que hoy el pueblo tiene entre sus manos y sus coros que gritan en decenas de movilización por las calles y en las redes sociales: ¡Acuerdo Ya!

¡Con las víctimas!

Hay que seguir.

Los votos de Bojayá, de La Macarena, de Caloto, de Silvia, de Miraflores, de todo el Chocó, de las zonas selváticas y de los desiertos de la Guajira, del Pacífico negro y olvidado, el sí rotundo de ellos es un mandato moral para seguir.

Volver a la guerra no es una opción.

Rescatemos las palabras pronunciadas por Estanislao Zuleta desde  un campamento del M-19 en el proceso de paz de Santo Domingo, Cauca en el 89:

Hoy en día el aprendizaje del diálogo es el elemento más importante para la supervivencia de la humanidad.

Páginas

Suscribirse a RSS - Implementación